viernes, 13 de abril de 2012

HOY 13 MAÑANA 30


El día de la expulsión del concursante, el resultado siempre es este:

Susto¡¡¡¡¡




Tongo,  En una competición, GH  trampa  por la que un participante   espectador se deja ganar,  joder generalmente por  el dinero.

Obtener una rentabilidad inmediata y lo mayor posible es el único objetivo de las productoras que engendran este tipo de programas.

En el modelo comercial, la ciudadanía, convertida  en audiencia, es el producto que se fabrica.  Cuanta más audiencia más dinero. El objetivo del programa atraer al mayor número de personas, buscando para ello un mínimo común en los contenidos con la consiguiente degradación de los mismos.

 Necesidad de llenar de invitados programa tras programa lleva a considerar a éstos como meras mercancías, meros objetos a los que se manipula vilmente si es necesario con tal de que la maquinaria no se detenga (y la presentadora no se vea en la calle).

Son varios los testimonios que reflejan, por ejemplo, cómo mientras el programa está en antena, la presentadora se desvive por los problemas de la invitada, pero cuando llega el momento de ir a publicidad y la invitada se dirige a seguir contando su historia a quien hace un instante parecía tan interesada, ésta la evade con cierto desdén mucho más preocupada por el estado de su maquillaje.


Los rumores de fraude en las votaciones ocurren en otros Gh´s, Israel, Argentina, Brasil, España.

El objetivo de Telecinco, no es ser líder en audiencia, sino líder en rentabilidad.


Una vez pasadas las primeras horas de indignación generaliza, comienzan otras campañas.  Plataformas de indignados,  envío masivo de escritos, cambio a otras cadenas.... sin embargo, pasados apenas dos días,  el ciclo comienza de nuevo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada